sábado, 27 de septiembre de 2008

Morfeo y el viento

Caigo en los brazos de la noche y a ella le digo que quiero dormir junto a ti. En cada suspiro invoco tu nombre, lo digo en silencio al viento para que haga llegar mi presencia a tu cuerpo y tus labios, abrazando tu corazón y apretándote las manos. No quiero despertar… No me despiertes.

1 comentario:

Patico dijo...

lindisimo, corto, y verdaderamente tierno!!